EJE DE DESARROLLO PRODUCTIVO SAN JERÓNIMO – SAHSA

edeprosasa

EJE DE DESARROLLO PRODUCTIVO SAN JERÓNIMO-SAHSA: UNA OPCIÓN DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS DE LA COSTA CARIBE NORTE DE NICARAGUA.

Recursos pagina web edeprosasaLa Región autónoma de la Costa Caribe Norte de Nicaragua –RACCN- es la región del país que concentra la mayor proporción de población en extrema pobreza (69% de la población de la región vive por debajo de la línea de pobreza). A esto debemos sumar que es una zona altamente vulnerable a desastres naturales dada su posición geográfica, vulnerable a los efectos del narcotráfico, propensa a disturbios de índole política y afectada por la invasión de colonos de la región centro norte del país como consecuencia del avance de la frontera agrícola. Es una zona eminentemente rural, con muy bajos niveles de acceso a servicios básicos, con vías de acceso en muy malas condiciones y con muy bajos niveles de inversión pública. Es además la región del país que concentra la mayor proporción indígena de las etnias Mayangna y Miskita.

Contradictoriamente esta es la región del país que concentra el banco de tierras aprovechables y de recursos naturales más importantes del país (bosques, mares, suelos, tierras, ríos, minerales); por tal razón INGES desde el año 2012 inició un profundo proceso de diagnóstico para conocer y analizar la situación concreta de la zona, de tal forma de identificar una estrategia de intervención, que a partir de los recursos y el capital humano local, pudiese contribuir a revertir la condición de pobreza en que se encuentra la población.

DSCF7762Los resultados de dichos diagnóstico indicaron que existe un área en la zona de transición entre la Reserva natural de Bosawás y la llanura de pinos del litoral, que además de tener los suelos con potencial productivo más ricos de toda la región, es la zona que concentra la mayor concentración poblacional, no está aun completamente invadida por el tráfico de drogas, tiene acceso a agua y su vías de acceso terrestre se mantienen disponibles en toda época del año. Esta zona es lo que se ha denominado “Eje de Desarrollo Productivo San Jerónimo-Sahsa”. En esta zona se ubican 21 comunidades y en ellas habitan 20,000 personas (80% de ellos de la etnia Miskita, 70% de ellos menores de 30 años, 50% mujeres).  

La intervención en este Eje se ha previsto para un período no menor a 10 años y cuenta con el respaldo de los 21 Gobiernos Comunitarios, los 6 Gobiernos Territoriales Indígenas, los dos Gobiernos Municipales y el Gobierno Regional. Los resultados de los diagnósticos realizados indican que con los temas priorizados a trabajar en esta zona son:

  • Diversificación productiva y aumento de la productividad.
  • Comercialización y acceso a mercados locales y nacionales.
  • Organización social y creación de redes.
  • Acceso a servicios básicos (agua potable y saneamiento).
  • Gestión de Riesgos y Adaptación al cambio climático.
  • Acceso a tecnologías de la información.
  • Gestión ambiental y aprovechamiento de los recursos forestales e) Promoción del turismo cultural comunitario.

Estos ejes de acción están en concordancia con el Plan Nacional de Desarrollo Humano y el Plan de Desarrollo de la Costa Caribe del Gobierno de Nicaragua y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

En base a dicha identificación y priorización INGES desde el año 2014 inició un proceso de gestión de alianzas y de recursos financieros habiendo logrado junto con las ONG´s españolas Solidaridad Internacional de Andalucía y del País Vasco, movilizar 5 proyectos encaminados a: la instalación de huertos intensivos de producción de hortalizas, la instalación de bio fincas demostrativas que tienen el propósito de instalar capacidades e infraestructura para la diversificación de la producción agrícola, piscícola y de animales de granja (con propósitos de seguridad alimentaria y comercial), también se trabajará el procesamiento agro industrial a pequeña escala de alimentos, la creación de infraestructura en los mercados locales de Waspam y Puerto Cabezas para la comercialización de los productos comunitarios y el fortalecimiento de capacidades de cooperativas y pequeños empresarios para el aprovechamiento sostenible de los recursos forestales. Se ha contemplado también el mejoramiento de la organización de mujeres y jóvenes para trabajar las relaciones de género y generacionales, así como el fortalecimiento de la gobernanza comunitaria. Con este trabajo estamos impactando de manera directa a 126 pequeñas empresarias productoras de hortalizas, 42 pequeños/as empresarias agrícolas administradoras de bio fincas, 52 empresarios de la madera asociados en cooperativas forestales, 420 jóvenes asociados para formarse en temas de Promotoría y desarrollo comunitario, 420 mujeres asociadas para mejorar sus capacidades de incidir en la toma de decisiones comunitarias, familiares y personales; y también trabajamos con 60 funcionarios públicos de las Alcaldías de Bilwi y Waspam.

De cara al 2018 y años posteriores, las prioridades que INGES ha identificado para profundizar el trabajo que ya ha comenzado se resume de la siguiente manera: a) crear y poner en marcha un centro de capacitación integral destinado a la formación técnica y vocacional en los rubros de mayor potencial en la zona tales como: agricultura, turismo, procesamiento de alimentos, procesamiento de madera y crianza de animales de granja; b) Promoción del turismo cultural comunitario, c) establecimiento de canales de comercialización de productos comunitarios en mercados locales y nacionales, d) Actualización y gestión de planes de manejo de bosques, e) Promoción de emprendimientos juveniles tanto en el rubro agrícola, turístico como forestal, f) Movilización de agendas de género y juventud en espacios locales, g) Creación de brigadas Scouts con jóvenes líderes de las comunidades de cara a movilizar acciones ambientales, culturales, sociales, etc. H) Promoción de espacios de reflexión de alto nivel sobre la Costa Caribe Norte y su modelo de desarrollo.

INGES propone 4 maneras de Colaborar con este proceso para aumentar su alcance e impacto:

  1. Mediante el establecimiento de alianzas institucionales para la gestión de proyectos de cooperación internacional.
  2. Voluntariado personal para la ejecución de tareas específicas vinculadas a los proyectos actuales y futuros.
  3. Donación directa de dinero en efectivo o de materiales e insumos que complementen las acciones que INGES viene realizando en terreno.
  4. Ayudándonos a establecer contactos con instituciones públicas o privadas que creas pueden tener interés de colaborar con nosotros, tanto a nivel nacional como internacional.

 

Acciones prioritarias en cada línea de trabajo:

 

  • Seguridad alimentaria
  • Diversificación de producción agrícola
  • Industrialización y valor agregado
  • Aprovechamiento de recursos forestales
  • Promoción del empleo juvenil.

  • Fortalecimiento a gobiernos comunitarios
  • Fortalecimiento a gobiernos territoriales
  • Fortalecimiento a gobiernos municipales
  • Organización de jóvenes
  • Organización de mujeres
  • Rescate de la cultura

  • Gestión de riesgos
  • Adaptación al cambio climático
  • Agua y saneamiento
  • energías renovables
  • Infraestructura social
  • Telecomunicaciones

COPRORAAN cuenta actualmente con financiamiento para promover la diversificación de la producción agrícola, el fortalecimiento de los gobiernos comunitarios y la organización de mujeres indígenas en 13 de las 21 comunidades; así como para remodelar los mercados municipales de las dos cabeceras departamentales, con el propósito de captar la producción de las comunidades para su comercialización. Cuenta además con una oficina en la ciudad de Bilwi, personal técnico y administrativo, así como medios de movilización.

En este momento contamos con el auspicio de la Agencia Vasca de Cooperación, la Fundación La Caixa y la diputación Foral de Bizkaia. Estamos trabajando con la colaboración de las ONGD españolas Solidaridad Internacional de Andalucía y del País Vasco. Han colaborado también en este proceso IBIS-Dinamarca y el Fons Catalá.

Los temas prioritarios a gestionar durante el año 2016 son: industrialización y agregación de valor de recursos forestales; promoción de la pequeña industria y de la seguridad alimentaria; empleo y organización juvenil, así como energías renovables para uso domiciliar, turismo cultural comunitario y promoción del uso de la tecnología para el desarrollo económico, social y cultural.